ENTREVISTA DEL DIARIO «LAS ULTIMAS NOTICIAS» (Julio del 2011).

«Karina Tapia aclara de entrada que lo que ella hace no es magia y que los pacientes tienen que poner de su parte. Esa es la única manera para que obtengan buenos resultados las personas que se atrevan con la Banda Gástrica Virtual. Ella es psicóloga y representante en Chile del Instituto Scharovsky, con sede en Argentina, entidad que asegura que con hipnosis y reprogramación subliminal uno puede lograr comer menos y, en definitiva, bajar de peso.

«La Banda Gástrica Virtual es un tratamiento psicológico, en que la idea es que la persona se dé cuenta cuando está saciada, no coma sólo por comer y tenga una nueva actitud frente a la comida. Uno hace que su estómago y su mente se satisfagan con menos comida», dice Karina. El tratamiento consiste en tres talleres, que se reali-zan cada 15 días. «En el primero se hace psicoeducación, explicar que desde niños nos mal educaron con la comida, diciéndonos cosas como que gordito se veía más sano. Y comprender para qué tenemos que hacer los cambios de hábitos alimenticios.

«Reprogramación subliminal» se llama la otra parte del programa. Esto lo trabajamos con audios, que les entre- gamos a las personas. Lo deben escuchar en la mañana y al acostarse. Idealmente que se queden dormidos escuchándolo. Esto te vuelve a programar tu actitud frente a la comida», explica la especialista.

– Me imagino que hay que acompañar el tratamiento con una dieta.

El tratamiento no es mágico, uno tiene que poner de su parte. Todo depende de la cantidad de kilos que uno tenga que bajar. Yo sugiero que si uno tiene que bajar más de 10 kilos, la persona lo complemente con una nutricionista.

– ¿Cómo han sido los resultados?

Hay personas que en menos de un mes bajan de peso, y hay otras que les cuesta más. Cada una tiene su forma de vivenciar la hipnosis. He visto excelentes resultados y otros donde la persona reconoce que no se han cuidado porque pensaban que la hipnosis era mágica (ver testimonio en la página correspondiente).