«Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo»   (Christian Friedrich).

Es la sigla en inglés que significa «Desensibilización y Reprocesamiento por medio del Movimiento Ocular», su objetivo es desensibilizar un recuerdo traumático que está almacenado en el cerebro y deje de ser doloroso.  Consiste en la estimulación bilateral sensorial alternada (movimientos oculares, sonidos o estimulación táctil) mientras la persona fija su atención en el problema que lo aqueja, logrando una desensibilización de las emociones negativas e inadecuadas, estimulando al cerebro para encontrar nuevas soluciones funcionales y realistas, apropiadas a la situación, resolviendo por lo tanto el problema.

El EMDR está indicado para cualquier evento problemático o traumático, y de hecho ha resultado especialmente eficaz con las personas con estrés post traumáticos, abusos, catástrofes, pérdidas, duelos, fobias, trastornos por ansiedad; por mencionar algunas problemáticas.

 Aplicaciones Clínicas 

  • Abuso Sexual.
  • Crisis de Pánico.
  • Celopatía.
  • Depresión.
  • Disfunciones Sexuales.
  • Enfermedades Psicosomáticas.
  • Estrés agudo y Trastorno estrés postraumático
  • Hablar en Público.
  • Ludopatía.
  • Preparación de exámenes.
  • Trastorno por estrés post traumático.